martes, octubre 04, 2005

Invitación a la vigilia

Aunque cruje sus mandíbulas
siniestra
la noche es claridad en la vigilia.
*

8 comentarios:

fgiucich dijo...

Cuántas veces, en las noches, puedo responder con claridad las preguntas más difíciles y navegar con cielo claro. Su frase, querida amiga, una perla. Abrazos.

Lety dijo...

Don Fer: A veces soy un poquito atarantada, y un mucho improvisada. Su comentario acerca de esa frase que era una perla me hizo darme cuenta que no había subido completo este pequeño post. Pero se lo digo aquí otra vez en este secreto a voces, soy poeta porque nací así, me atrevo a nombrarme, porque Raquel me ha enseñado a decirlo, y aunque ella me ha provisto de armas, en mis manos son apenas flores, así que me regaña cuando confieso que nunca acabo de saber cuando logré concretar un poema y cuando se quedó en un hermoso pensamiento. Pero esa es la verdad, así que usted, con toda la suavidad de que es capaz y el cariño que también se que me tiene, por favor hágamelo saber siempre que suceda. Cariñosamente

fgiucich dijo...

Amiga mía:
Que es Ud. poeta no me cabe la más mínima duda; lo que leído en su blog, así lo demuestra. Que Raquel la regañe, es el derecho del maestro, pero permitame decirle, que la frase sola(tal como salió editada la primera vez) sigue siendo una perla. Con el agregado, ha hecho Ud. un engarce. Abrazos.

Lety dijo...

Gracias Don Fer: Pero en eso quedamos, le concedo el privilegio del maestro de regañarme, aunque se que lo hará dulcemente como Raquel, cuando sea necesario. Si prefiere regañarme a solas, aqui tiene mi correo. Abrazos
PD. No deje de leer al maestro Avilés

fgiucich dijo...

Quédese Ud. tranquila que la regañaré cuando sea necesario. Sobre el maestro Avilés le he contestado en el sitio correspondiente. Pero ha olvidado Ud. de darme su correo. Abrazos.

Lety dijo...

Ya ve que no digo mentiras don Fer, soy una calamidad, aquí está el correo: letyricardez@hotmail.com

Más abrazos

indianguman dijo...

Wowww Fuerte, bello. Me toca.

Lety dijo...

He sabido lo que es permanecer a oscuras en la cama oponiéndome al transcurrir de la vida y se la diferencia que representa abandonarla, para dejar que la mano trace signos y escapar tras ellos.