miércoles, octubre 12, 2005

Caracol

En remolino el agua visitó tu entraña,

satinó los surcos de tu piel.

Y los tiempos...

Los tiempos imprimieron tu historia caracol

***

14 comentarios:

Laura dijo...

Lety: nuevamente los caracoles, esos seres que tanto significan en tu vida y que tan bien ilustran la nuestra.
Te dejo un cariño afectuoso

fgiucich dijo...

La síntesis y el verso conjugan el paso del caracol sobre un suave camino de terciopelo. Abrazos

Gabriela dijo...

Lety, a mí también me fascina el caracol, erótico y al mismo tiempo casero, familiar, cálido, musical. Un beso y gracias por el bello poema.

pepa dijo...

ritmos de caracol, de caracolas...

a veces los echo de menos en medio de este torbellino que es la vida.

Lety dijo...

En verdad me fascinan los caracoles Laura. Su belleza estructural es increible, y lo que más me gusta, su belleza interior supera a lo que muestran. Besos

Don Fernando es cierto lo que dice, ese camino de terciopelo que tiende el mar satinando sus entrañas.
Feliz viaje de regreso

Gabriela querida, tu ves un aspecto que no he contemplado del caracol, pero vas a tener que confiarme ese lado erótico que no le conozco, no seas envidiosa, cuéntame y te dejo más besos que nunca

Larvita, no tienes porque extrañarlo. Yo creo que tu has cargado a cuestas tu
elíptica escalera, de ahí surgen tus palabras. Te quiero

angel dijo...

Como el trazo del caparazón, fluye tu verso en la espiral de su propio silencio. Y adentro puede escucharse el mar....saludos

Lety dijo...

Eso es lo bello del caracol, algunas veces deja entrar el silencio y ahí al cobijo de su entraña lo transmuta en cautiverio de olas y voces de tempestad. Mil gracias por su presencia que engalana este espacio Angel. Yo lo leo desde bambalinas, pues que decir ante las voces que coronan su blog.

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Lindo, cuando caen células muertas del caracol, el mar se lleva algunas... Y algo del mar se queda en el caracol... así que no solo se imprime su historia, forma parte de ella. Y el caracol forma parte de él.

Lety dijo...

Me gusta. Que el mar no sólo imprima su historia. Mejor que el caracol y el mar escriban juntos, formen parte de sí. Abrazos
para Silencio

pepa dijo...

¿y cómo es que me ves desde tan lejos?
-no, no es preciso que respondas, tal vez lo sé-
también te quiero

Lety dijo...

Sigo dejando mis cariñitos en tus post atrasados larvita, tal vez por eso te veo desde lejos, y tú por favor no dejes de comentarme en un e-mail la lectura total que hiciste de EntreCaracoles, no seas malita (típica expresion oaxaqueña, con la que pretendo, poniendo cara de niña, una respuesta favorable a lo que pido.
Besos

Orfa dijo...

Todos somos caracoles. Vamos llevando a cuestas nuestra casa, que nos duele, se derrumba, se remodela, o se agrieta. Y es que hay tanta agua adentro, ¿cómo no nos va a moldear cuando se le ocurre hacerse remolino?

Lety, bella, ¿cuáles son los títulos de tus poemarios? ¿"Entre Caracoles"? ¿En qué librerías se consiguen?

Abrazos, muchos abrazos.

Andreas Kartak dijo...

de caracol son las entrañas los huesos el alma de caracol cada palabra escrita sobre este océano infinito

Lety dijo...

Todos somos caracoles, algunos menos huraños. Mi poemario publicado, sólo uno: Porque yo así lo quise, por Editorial del Lirio, pero no nos hemos preocupado por la difusión en librerias. EntreCaracoles es una novela, y tengo otros poemarios que ahora si me preocuparé por compartir como libro electrónico gratuito. Te avísaré con mucho gusto, por ahora, te mando mis abrazos

Mi gran amigo Andreas. Mi gran ausente. Que Dios lo bendiga y lo mantenga por estos lares.