miércoles, diciembre 21, 2005

Imagen de Infancia

Puedo verlo en su sitio
muy cerca de la puerta

esa

que miraba cerrarse
tras de ti.

Aquel viejo sillón:
tal vez, no lo recuerdes,
(ni siquiera era tuyo madre)

Puedo verme llorar en tu seno
y al sillón silencioso acogiéndonos.

Más grande que el dolor
la ternura de sus brazos.
El devenir del tiempo lo destruyó.

Nuestro amor:

¿ Qué se hizo ?

***

Ay Dios, aquí voy, expuesta, desnuda, triste, sola.

21 comentarios:

Pancha dijo...

Expuesta, esnuda, triste y sola pero contigo Lety, tomándote, abrazándote y mirando en alto... un abrazo para ti

Lo-que-serA dijo...

Casi no puedo creer lo que leo, señora valiente. ¡Qué camino de brezos, mi Lety! Pero como dice Pancha, expuesta, desnuda y triste, sí; sola, nunca.
Un abrazo de sillón, niña querida.

Lety dijo...

Querida Panchita:
Gracias por esa mirada a lo alto y por ese abrazo que nos hermana.
De ahí llega el consuelo.
Besos

-----------------

Este poema ya lo conocías mi Maria Luisa, está en el libro que editó Gustavo.
La diferencia son los textos de Carmen, que me dejan explicar un poco más, tanto como Carmen permite.
Mi cábeza descansa en tu hombro agradecida.

fgiucich dijo...

Si ese sillón hablara... Versos intensos que llegan al alma. Abrazos.

Lety dijo...

Don Fernando, El sillón era de la madrina y ella quien cerraba la puerta. En aquel tiempo la madre consentía y la niña aún buscaba ser consentida. Cada palabra y frase son densas o intensas como dice. Besos en la frente para usted.

Laura dijo...

Lety querida:
hay cosas que encierran en sí tantas vivencias... ese sillón que nombras, por ejemplo.
Qué se hizo de él?
Qué se ha hecho de la niñez a la que todo le asombra y a la que todo admira?

En tu desprotección te consuelo.

Lety dijo...

Querida Laura:
Ese sillón era una pieza de mi madrina, de estilo art decó. De buena madera, sin embargo, el tiempo no perdona, y un día se deshicieron de él, cuando yo no tenía ni voz ni voto.
La niña entonces escondió sus días y así mantuvo su capacidad de asombro. Un buen día sintió la necesidad de recuperarlos y animó a mis mujeres a escribir sus textos. Ya sólo faltan dos, Antonia y María.
Gracias por tu cariño, es invaluable para mí

Bohemia dijo...

Muy emotivo...

Feliz navidad!

Lety dijo...

Hola querida bohemia:
Emotivo si, también dolorosamente vivencial te lo aseguro. Afortunadamente no es un texto actual, tiene ya su tiempo de escrito.
Te dejo mi abrazo agradecido y cariñoso
amiga.

Misionero dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Misionero dijo...

Querida lety… es fascinante la lucidez con la que expresas la nostalgia, las emociones que has guardado tan celosamente para luego compartirlas exponiéndolas al desnudo, Admiro tu plenitud, tu derroche, tu valor, la verdad, me causa un estremecimiento cuando evoco eso mismo en lo personal, todo lo que ello encierra es gigantesco. Esa pregunta tan poderosa: "¿Qué se hizo? deja en el aire un aire que sobrepasa la mera existencia. Así con esas sentidas remembranzas dicentes y sentidas demuestras tu exquisito carisma poético. Gracias amiga, es una dicha contarte dentro de mis favoritos y gozar de los dones que prodigas, inspiradores de profundos sentimientos. Yo te celebro con el vino rebosante de mi palabra, salud amiga, salud hermana, salud colega, que el burbujear de la vida siga animándote a desbordarte con tu proverbial generosidad, Felicidades para vos, para tu familia, para tus lectores, que la bendición del amor de Dios se desparrame por tu casa. Un abrazo grande con mucho cariño desde mi tierra nicaragüense en el centro de América.

Lety dijo...

Ante su su presencia, sólo inclino la cabeza querido Misionero.
Son tan bellas y generosas sus palabras que, quiero decir pero mi voz se esconde.
Que esas bendiciones de amor que desea para mí lleguen primero a su hogar y hagan nido en él. Besos a su hermosa familia.

Daniela dijo...

Querida Lety! tus escritos me conmueven, verdad es que por alli los sentimientos se desvanecen........... miro la relaciòn de mi madre y su madre y es realmente penosa........... Dios quiera que mi amor por ella nunca se agote aunque sucedan cosas en el camino
Un abrazoooooooooooo
FELIZ NAVIDAD LETY!

Lety dijo...

Querida Daniela, aquì desde la casa de mi sobrino, donde celebramos la Navidad con mis hijos, te hago llegar mi abrazo y todo mi cariño.
Cuando tenemos sentimientos fuertes, es necesario dejarlos salir para sanar. Eso trarè de hacer con ese poema. Besos para tì

elCapo dijo...

Hola lety, pasaba por aquí para desearle una feliz navidad y que este nuevo año venga con mucha salud y satisfacciones para usted y su familia; que esa inspiración suya siga con los mismos bríos, un abrazo afectuoso.

Marcylor dijo...

Lety, un abrazo enorme...

y gracias por tus cariños

M
(y D)

Ipnauj dijo...

Y puedo ver más allá, cuando no sentíamos ni amor, ni nada, cuando
éramos luz.

Un gran saludo.

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Llorar en rodillas, entonces el sillón tiene un cambio, no se ya no es el mismo, cada que uno lo vea se puede recordar como era algo más un lugar donde el miedo dejaba salir las lagrimas.

Un gran abrazo.

indianguman dijo...

Es una imagen dulce y a la vez amarga... la ninia dentro siente con la misma intensidad de antes. Hay que hablar con ella...

Abrazos!

(me tienes preocupada Lety, tanto tiempo que no se te ve)

RODOLFO GAINZA dijo...

Una bella expresión, en una época que invita al recogimiento y la retrospección.

Un abrazo

Lety dijo...

Querido Caporal, hoy pude al fin volver a Internet por algunas horas, así que ya pasé por su casa a devolver la amable visita y a regocijarme en su amistad.
Gracias mil por leerme, se lo digo de corazón

-------------

Querida Marcylor:

La noticia de tu felicidad me hizo regocijarme con ustedes. En verdad que el 2006 será un año de Luz para ustedes. Que el amor siga como testigo en sus corazones.Cariñosamente

-------------

Querido Ipnauj:

Gracias por tu presencia. Era necesario decir para sanar. Ahora somos luz otra vez, o al menos, podemos reflejarla.

--------------

Querido Silencio, el sillón sólo era testigo fiel del amor. Su destrucción una consecuencia lógica del tiempo. Las palabras de la niña una necesidad de su corazón para sanar las llagas. La fecha en que fueron escritas: hace siete años, cuando renació.

----------------

Mi querida IndianGuman:

Recuerda que la niña, aquella de la dama de las brumas, colgó su columpio del tiempo, y en los vuelos, ve ahora el ayer, después el hoy. No temas por ella está más viva que nunca.
Estuve fuera casi dos semanas, sin acceso a Internet, pero ya estoy aquí, ya subí algo de Antonia ahora y subo luego otro en este blog.
Mil besos para tí hermana querida.

---------------

Señor Gainza, ya estuve por su casa para saludarlo.
Mil gracias por sus palabras y por sus visitas. Sigamos caminando cercanos.