viernes, noviembre 04, 2005

Se desdibujan

Aunque lo intente

nunca podré volver sobre mis pasos.

***

Ruidos inútiles

Me acosan.

No seguiré escribiendo.

***

Largo tiempo sin voz

La palabra

encallada

es contraseña de la desmemoria.

***
Extrañaba compartirles otra vez mis poemas breves, tres en esta ocasión, acerca de mis cavilaciones; ese pesar, enorme, ante las limitaciones que la vida me impuso y mi rebeldía para aceptarlas.

24 comentarios:

Pancha dijo...

No conocía esta manera de los poemas breves... cuáles son tus limitaciones de la vida? Gracias por tu comentario...(va con apretón de manos y abrazo incluido)

indianguman dijo...

Hermosos.
Buscando la voz, la memoria, las huellas.
buscando al fin, la identidad.
a través de las palabras.

como bien dices. bisturí.

un beso mi hermanita!

fgiucich dijo...

Nos tenía abandonados, querida amiga y ha vuelto con tres preciosas criaturas que dicen tantas cosas... Abrazos.

Laura dijo...

Lety:
tus poemas son siempre una caricia. Esta vez es cierto que ellos reflejan tu dificultad para aceptar los escollos que la vida pone en el camino, pero también gritan una esperanza. No son los poemas de alguien que se ha rendido, sino de quien algún día se sintió claudicar.

Besos querida amiga

Bohemia dijo...

Es verdad que a veces las palabras se enconan...
Me gusta cuando escritos tan profundos salen tan condensados...
Muy lindo, de veras...
Un saludo!

Lety dijo...

Querida Panchita, mi nueva y gentil amiga, mis limitaciones, en primer lugar la falta de estudios. Mi padre consideró que una mujer no los requería (no cabe duda que vengo del siglo pasado)
y después el mantener las alas dobladas, cuando ya pude extenderlas. Pero es la falta de palabras, el entorno limitado, la mente hambrienta lo que más me duele.
Si buscas en los archivos empolvados, me hallarás inerme, desvalida ante mi desnudez.
Besos para tí y mi abrazo cordial y afectuoso.

Querida IndianGuman, tu me lees el pensamiento. Con estos poemas había subido también el del bisturí, cuando me di cuenta que ya lo había puesto anteriormente y tuve que quitarlo. Pero aquí estaba bien, cierto, bisturí son las palabras.
Mil veces bienvenida mi hermana.

Sarah O'Connor dijo...

Querida Lety,

estaba pensando en tu foto y sabes que? Me haces acordar a Clarissa Pinkola Estes, pero no se por que.



Abrazotote!

Stella

Lety dijo...

Mi querido Don Fernando, extaño sus palabras y gozo cuando subo algo nuevo y usted sale a mi encuentro.
Yo se que usted lee en mis entrelineas y jugando le diré algo:
para un viejo una niña tiene el pecho de cristal.
Y usted es viejo por sabio y yo soy niña por terca, porque no dejé morir a mi niña interior.
Besos para usted

Querida Laura:
Cómo se ve que has ido entrando en los recovecos de mi ser. Efectivamente son poemas antiguos, que relatan la lucha por sobrevivir, por dejar salir el silencio, por decir aceptando la voz que se concedió, las limitaciones y el entorno. Y ahí voy, la lucha no concluye, ni yo me dejaré vencer.
Besos para tí amiga querida

Lety dijo...

Querida Bohemia:
Tú me conoces hoy, yo te conozco desde hace tiempo, he venido envidiando tus comentarios en los blogs de IndianGuman y Don Fernando. Si, envidiando es la palabra, debo confesarla, pero no quise atraer tu atención de mala manera, por esa razón te he visitado calladamente.
Gracias por gustar de mis palabras. Las que te he dicho son mi bienvenida.

Lety dijo...

Querida Stella, como me gusta decir la verdad, aunque me duela, te diré que no conocía a la Dra. Pinkola, y allá voy, a través de Don Internet a conocerla: Un libro para leer en verdad, leí la crítica, una fotografía de mujer interesante.
Debe bastarme que mi fotografía te la recuerde para sentirme contenta, pero no encontré mucho parecido (brincos diera yo). No conozco sus palabras, pero ojalá las mías te hicieran evocarla. Voy y compro el libro gracias a tí que me la mostraste.
Te dejo aquí mi abrazo agradecido

Daniela dijo...

me encanta eso de aunque lo intente, nunca podre volver....... la verdad querida amiga ( si me permite decirle asi) uno tiene la mision de la evolucion y si se cumple nada más no queda disfrutarla con alegria y felicidad!!!!!!!!!!!!!11

Lety dijo...

No sólo lo permito, sino que agradezco ese nombre de amiga que me otorgas.
Soy respetuosa de todo tipo de creencias. No espero retornar, pero si espero la vida perdurable. Alguien me ha dicho que estoy viviendo una época de Dharma ¿se escribe así?
Ló unico que se, es que tengo una sed por compartir que me consume y al mismo tiempo me nutre
¿tú sabes de estas cosas amiga?
Besos para tí

Gabriela dijo...

Muchas veces les digo a mis alumnos que lo más importante en la literatura es lo que no se dice. Lo que el lector tiene que imaginar. Lo mismo pasa en el cine o en otras artes. La sugerencia de esos poemas es tan grande. Lo que uno llega a 'llenar' de lo que no dicen... Muy buenos, mi Lety.
Un besote.

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Los ruidos inutiles me sacan del vacío, esta vez no llegan en falso me recuerdan que no lloro, no duermo y solo espero que la locura tome mi camino por sorpresa.

Callar es lo correcto a veces, dejar que el hundimiento ocupe todas las sensaciones y no dejar que uno gaste la energía de caer al vacío, disfrutar la ascención a la nada, y callar no dejar que la espera sea consumida por fuego y esperar el sol de invierno, indiferente que aporta calor, algo de melácolía y dejaría que todo saliera poco a poco.

Que chido lo que pones y espero me digas que opinas de lo que provocas.

Un abrazo

Lety dijo...

Querida Gabriela:
Lo mismo que tú le dices a tus alumnos, me lo ha dicho Raquel mi maestra muchas veces. Me decía que era una falta de respeto a mis lectores decirles todo. Parece que logré entenderla y ahora soy más parca con las palabras.
Te quiero mucho

Hola Silencio:
Parece que hoy los ruidos te sacaron del nido, para iniciar ese ascenso a la nada. Ahí he estado, en el cero absoluto, efímera huésped del silencio; tu amigo. Estas palabras, escritas de otro modo, son parte de un poema que pondré para tí muy pronto, en pago a lo que como dices tú provoco ¿te parece bien? Espero que si, para sellarlo, te abrazo con enorme afecto, hermano de Tristán

Misionero dijo...

Gracias por darnos a conocer tu breve transitar en esos trances fugaces que no precisan de palabras de pase. Encantadores tus poemas exalativos. Saludos cariñosos hasta tu oaxaca, Lety sigue adelante así no vuelvas jamás sobre tus pasos...

Lety dijo...

Querido Misionero:
Esta noche he puesto al fin el link, cuya ausencia pesaba en mi conciencia. Está usted en los dos blogs. Creo que usted sabe cuanto pesa en mi ánimo su palabra amable y generosa. Este día Esther, la madre está presente en el otro blog y su pensamiento, a pesar de sus errores, va precisamente en el sentido de dejar reposar el pasado y abandonar las culpas. ¿querría usted ser tan gentil de leerla? Creo que pocos podrán perdonarla esta vez.

Bohemia dijo...

Que cálida eres, gracias por tus palabras!!! Un beso enorme!!!

Lety dijo...

Querida Bohemia, gracias por regresar por tu cariñito. Esta es tu casa desde hoy y siempre que tu quieras.
También un beso para tí

Andreas Kartak dijo...

mi señora, sí, la echaba en falta su poesía, que fue por lo que empecé a leerla... hermosos poemas, savia contenida en escasas palabras del tamaño del mundo.
gracias y un besoabrazo

Daniela dijo...

lety, en mi casa se habla mucho de la sintonia y de la necesidad de caminar en esta vida con plena libertad y felicidad, lograr aquello es muy lindo........
un abrazo desde este Santiago caluroso!

Lety dijo...

Mi queridísimo Andreas:
Tiene usted un lugar muy pero muy especial en mi corazón. Tardé en contestar porque estoy de fiesta, Cardo está en casa. Mañana me quedaré sola otra vez, pero ahora mismo le subo otros poemas.
Reciba mi afecto sincero.

Hola Daniela, qué gusto compartir contigo estos poemas. Lo malo de la retrospección es que nunca se, si también logro compartirles lo que soy ahora.

Pancha dijo...

Te digo una cosa Lety... si bien estudiar es importante porque de alguna manera te abre el mate, yo creo que lo más importante es tener inquietudes que permitan que las células se muevan buscando lo que el alma llama... un abrazo desde acá

Lety dijo...

Voy a contarte algo Panchita:
Alguien me dijo que alguna vez daría las gracias por lo que no tuve. Pensé que el no estudiar jamás podría agradecerlo. Hoy que soy autodidacta en muchas cosas, doy gracias por la universidad de la vida. Pero fue doloroso el trance, no puedo minimizarlo, entre amigos lo confieso.