miércoles, noviembre 16, 2005

No ha sido fácil el diálogo contigo

Te dije a través de otros

lo que era para ti.

Pero hay silencios asumidos.

Y este silencio azul

tan nuestro,

no quisiera perderlo.

Ni entonces...

Cuando atraviese

el silencio incoloro de la muerte.

***

¡Cuanto me gusta mirarte con las manos!

¡La piel canta,

celebra la fiesta de nuestra cercanía!

***

18 comentarios:

fgiucich dijo...

En los silencios asumidos, la piel canta y Ud. me regala dos perlitas para empezar con optimismo el día. Abrazos.

Lety dijo...

Don Fernando querido:

Que gusto verle tan pronto, míreme aquí a las cinco de la mañana, subiendo estos poemas, porque el día será largo y comprometido con la proximidad del Encuentro de Mujeres Poetas.
Gracias por estar siempre conmigo. Lo abrazo

Lo-que-serA dijo...

Este último texto, mi Lety, debías mandárselo a Raquel para Sólo la piel. Ambos son bellísimos. Suerte con el Encuentro. Besos.

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

:'(

Lety dijo...

Gracias Maria Luisa querida, pues por ganas no va a quedar, ando con mil pendientes ahora, pero ahí voy. Creo que el poema ya se lo envié a Raquel, ojalá lo tome. Besos para tí.

Querido Silencio:
????

Daniela dijo...

hay silencios asumidos siii los hay!!!!!!!!!y por alli creo que pueden ser buenos como malo tb, por que guardar? si por de promto tenemos ganas de gritar a los 4 vientos lo que sentimos, pero por alli hay silencios que son magicos pues los ojos tambien comunica y con la mirada podemos decir mas que con nuestros labios!
Un abrazo de este rincon del mundo!

Lety dijo...

Tienes razón mi querida Daniela, lo único es que cuando a uno le gusta hablar, y al otro no, podemos elegir entre asumir esos silencios como naturales, adaptarnos a ellos, o estrellarnos contra una pared de enojo cada día. Yo elegí lo primero y ahora me siento cómoda entre sus brazos, sin hablar siquiera.
Besos para tí

Andreas Kartak dijo...

¿será esa la estratgia del caracol? retroceder al cobijo del amado y dejar que lo demás lo sea palabraría del viento, de las estatuas, ruido de fondo... el silencio entre los brazos correctos, no necesita de justificaciones, ni palabras, ni poemas? será? y si es así, dónde esta la grapadora que selle los rios, que encuaderna la euforia de amar... será?
no se, ¿lo sabe usted?

Lety dijo...

El dique que contiene las palabras es precisamente el amor y cuando no se puede más se abren las compuertas y el agua vuelve a su nivel.
Y siempre queda el recurso de volcarse en la escritura
para dejarse ir. Todo mi cariño para usted Andreas y la bendición de Dios sobre usted y su amor.

Bohemia dijo...

En special el último beso me ha llegado al alma...Celebra la fiesta de nuestra cercanía...Que bonitoooooooooooo....

Lety dijo...

Pues que lo diga usted doña Bohemia es para celebrar otra fiesta. Mil gracias por tu generosidad. Muchos abrazos agradecidos.

Perplejo dijo...

TOQUE DE QUEDA

Tócame, me dijo; y la toqué.

Lety dijo...

Bienvenido Perplejo:
Conforme a mi costumbre, fui para conocerte y agradecer el comentario.
El resultado: robé tu nombre un momento, porque perpleja quedé yo.
No creas que desecho ningún tema, lo que sucede es que de todo se nada, y menos del tema de tu post.
¿Me perdonas por favor? Esgrimo en mi defensa mi edad. Recibe un saludo cordial

Pancha dijo...

"Cómo me gusta mirarte con las manos" Que linda imágen Lety!!! es que tocar es más impactante que mirar tal vez porque se te queda incrustado en la memoria... un abrazo negrita

Laura dijo...

Mirar con las manos es gritar con el silencio.
un abrazo entrañable

Lety dijo...

Hola Panchita, joven y hermosa, ¿verdad que si?
Tocar; la cercanía es una verdadera fiesta. Precisamente de la memoria vino este poema que escribí para mi esposo.
Un abrazo para tí y tus dorados años

Laura querida amiga mía, cada día te eres más cara a mi corazón. Si es gritar con el silencio y contra el silencio, ese silencio que asumí como propio sin serlo. Besos cariñosos

Gabriela dijo...

Preciosos, Lety, llegan a lo más hondo porque salen de lo más hondo.
Qué ganas tenía de volver aquí.

Lety dijo...

Ay Gabriela, pues ya te imaginaras las ganas que tenía yo de escuchar tu calificada opinión, se que siempre será honesta y por eso me regocijo en ella.
Besos para ti