domingo, noviembre 20, 2005

Gracias Silencio por tu regalo


Engarce

¿Cuál es colibrí?

¿Será en tu pecho

la refracción de luz?

¿Tu movimiento perpetuo

la cuna de mi vuelo?

…mi tótem

…mi nahual

…mi gemelo

***

Silencio atendió mi queja y me regaló este colibrí para el poema. Me cuestan los tecnicismos y tardé, pero pude subirlo. Gracias amigo un abrazo para tí

20 comentarios:

Lo-que-serA dijo...

Creo que nuestra Raquel encontró tu gemelo en Marina, mi Lety. Me muero de ganas de ver montada esa exposición. Beso.

Lety dijo...

Ay Maria Luisita, fuiste la primera en encontrar este bebé abandonado. Nadie le ha dejado un regalito. ¡¡Ya me escribió Maria!! ¡¡Ya le contesté!! y creo que si se va a hacer este trabajo juntas, otra deuda con nuestra Raquel

Orfa dijo...

Busco a mi nahual (ya no quiero que sea ese perro que aúlla tan lastimeramente), mi gemelo, mi tótem. Creí tener un tótem o, como canta Alanis Morissette: my best friend, my lover, my mentor, my brother, my partner, my teacher... creí tener todo eso y no era cierto.

Lety, tengo que entender que por la vida uno siempre va solo.

Te quiero.

Lety dijo...

Si lo tenemos, si lo tienes Orfa, lo difícil es encontrarlo. Yo lo busco en la fuerza del pequeño pecho del colibrí, el tuyo, te aseguro que es algo mucho más bello, y no aulla, canta.

fgiucich dijo...

El colibrí está en nosotros en la eterna búsqueda de la felicidad. Hermosos versos , amiga mía. Le mando un abrazo y le aviso que Clara la extraña.

Lety dijo...

Ay Don Fer, perdóneme por favor, le no podido hacer mis visitas, pero prometo que mañana en cuanto despida a las mujeres poetas que salen por la mañana me pongo en orden.
Un beso en la frente mientras tanto.

Pancha dijo...

Creo que el totem esta dentro de cada uno, son los ancestros que nos hablan de intuciones y naturalezas... yo, siempre lo escucho.. un abrazo mi hermana

Bohemia dijo...

Coincido con Pancha...

Y por cierto, en relación a tu comentario, me pareció superpoético el nombre de "Polvo de agua" de ese grupo que dices...Suena muy lindo...

Bechitos!!!

Denise dijo...

Qué hermoso texto... no más que decir, sobra cualquier otra cosa.
Saludos!

Laura dijo...

El colibrí que llevamos dentro nos permite volar y aletear incansablemente buscando el horizonte.
Cuánta poesía encerrás Lety! Me admira.

Cariños

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Bueno te he enviado algo, ahora puedes completar, un beso

Lety dijo...

Hola Panchita, totalmente de acuerdo contigo, pero no puedo evitar al ver un colibrí asociarlo conmigo, ese pequeño y necio corazón que persevera y asombra por su fortaleza, así es mi viejo corazón, que soporta mi humanidad y sustenta mis inquietudes. Besos para tí hermosa joven amiga

Hola Bohemia, nunca te he dicho cuanto me gusta esa imagen que usas para identificarte, me permite imaginar como eres en la realidad, no se si llegaré a saberlo. Yo sabía que te gustaría el nombre, es una sugerencia al poema.
Recibe mis besos cariñosos

Lety dijo...

Gracias Denise:
Cada vez que subo uno, quedo encogidita tras la puerta en espera de su visita y sus palabras, conforme llegan, mi corazón se expande y late en desordenada alegria. Gracias por venir,abrazos para ti.

Laura mi querida amiga, los espíritus se tocan e identifican, por eso las coincidencias en el tiempo y en el espacio, esta vez cibernético. Te quiero

Lety dijo...

Silencio querido amigo, recibí tu regalo, pero que crées esta tu vieja amiga, no he podido cambiar el formato para poder subirlo, pero hoy con más tiempo trato sin prisas y tal vez pueda lograrlo. Te agradezco infinito el bello regalo y por supuesto que no voy a dejar que se pierda. Muchos besos para abonar a mi deuda.

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Gracias, gracias, solo era la imagen más adecuada a lo que has escrito, ¿una imagen dice más que mil palabras? NELLL, tus palabras dicen más que mil imagenes, mejor usemos el término medio.

Lety dijo...

Ay Silencio, que amiga tan tontina tienes, me costó trabajo poder cambiar el formato para subirlo al blog, pero ¡¡lo logré!! y me encanta ese colibrí ¿tu crees que mi corazón se parezca a él? yo quiero creer que si.
Mi gracias y besos también.

Gabriela dijo...

Doña Lety, qué bien le ha quedado el poema con la imagen. no son cosas distintas, se funden en la memoria de amistad y de afectos.
¿Es colibrí acaracolado, mi Lety?
Besos (todavía me faltan tres trabajos, ya casi acabo lo de este fin de semana...), me escapé un ratito para venir a verte.

Lety dijo...

Gabriela querida, el colibrí fue un regalo de Silencio, cuando subí el poema escribí, Ay, no pude encontrar un colibrí y el tan lindo como es me lo envió luego, por eso le dediqué el post.
Me alegro de que vayas avanzando, te extraño mucho. Besos

angel dijo...

Me ha gustado esa plasticidad de la imagen zigzagueante de un colibrí, un ave brevísima captada en pleno vuelo que es todo nervio, permanencia y fugacidad en tu poema.
Felicitaciones.
Angel

Lety dijo...

Angel, bienvenido, me siento en verdad muy agradecida por tus palabras. Otras veces que has entrado, no me has comentado. Sólo me dices que has puesto al corriente tu blog y eso me hacía sentir mal. No es que quisiera halagos, sólo que me leyeras. Así que de verdad tienes mi gratitud y espero que no te moleste que te dijera esto. Mil y mil gracias de corazón.